COSAS QUE CUENTA GENTE ENTENDIDA.

Fruto de mi larga experiencia en el trato con las personas --niños, adolescentes y adultos- de alta capacidad intelectual y superdotados, he ido llegando a unas conclusiones que me gustaría iros contando a todos.

Una de ellas es la que hoy vamos a tratar: Una característica común en todos los superdotados, especialmente importante, es su "intensidad emocional" (que varía en grado en cada persona): estos niños, adolescentes y/o adultos, desde el nacimiento, manifiestan 1) una intensificación de sus sentimientos y emociones (son polares, con emociones en los extremos, tanto positivas como negativas, a la hora de demostrarlas y también de identificarlas en los demás), 2) fuertes expresiones afectivas (gran entusiasmo por lo que les gusta, frustración por lo que no les sale bien, orgullo, miedos, ansiedad, fáciles sentimientos de culpa, sensación de "ser diferentes",…, lo cual les puede dar lugar a 3) tener expresiones psicosomáticas exageradas (tensión estomacal, taquicardias, nerviosismo generalizado, dolores de cabeza,…) y esta intensidad es una peculiaridad intrínseca a su dotación intelectual y no tiene por qué ser un indicador de algún tipo de desajuste psicológico, es más, estas intensidades –bien canalizadas- pueden contribuir al desarrollo psicológico de la persona y funcionar como válvulas de escape que les permita liberar tensión emocional en un momento dado. Eso sí, esta intensidad psicológica de los superdotados, cuando es mostrada hacia los demás, suele dar lugar a que éstos les puedan hacer sentir, con frecuencia, avergonzados y culpables por ser "diferentes" y demasiado vehementes, con lo que pueden empezar a creer que hay algo "malo" en su forma de ser, lo que da lugar a que, un grupo bastante numeroso de ellos, empiecen a enmascarar sus auténticos sentimientos al sentirse rechazados e incomprendidos y, al mismo tiempo, ellos también empiecen a rechazar a los otros por falta de empatía mutua. Por otro lado, la intensidad psicológica de la que hablamos puede hacer que las personas que la sufren sean más vulnerables a las críticas (más susceptibles), se sientan confusas si sus pensamientos no son tomados en serio e intenten, en consecuencia, ocultar sus sentimientos ante los demás. Por eso, el estar de vez en cuando con otras personas semejantes a ellos en cuanto a su peculiaridad previene el sentimiento negativizado de diferencia y los hace conservar su identidad, mantener una buena autoestima y no aislarse socialmente.



Marisol Gómez Ruiz del Portal

ATHENEA Psicología, especialista en Identificación e Intervención con niños Superdotados

2 comentarios:

marusa63 dijo...

¡¡¡¡¡cuanto he comprendido hoy al leer esto, me habría venido muy bien hace dos veranos!!!!.Bueno nunca es tarde.

Anónimo dijo...

Quería comentarte un caso, el mío. Tengo 15 años y estoy en 4t ESO, no me aburro en las clases, solo en las que se aburre todo el mundo. Coincido con la mayoría de características de los superdotados: soy muy sensible, empatica, independiente, lógica, etc. Tengo amigos y amigas, pero des de hace un par de años me siento tremendamente sola en una clase de 60 personas... Creo que ahora mismo estoy en una depresión, pero sin embargo soy tremendamente positiva... Mi media es de excelente, pero yo estudio los exámenes, una media horita. Tengo mucha facilidad de memoria, pero creo que es porque des de pequeña mis padres me han dado un entorno muy productivo que me ha permitido desarrollar mi inteligencia. Por ejemplo: empece ha hablar a los 9 meses y hablaba fluidamente al 1 y medio. Mi padre me hacía memorizar los huesos del cuerpo y las piezas de la puerta, aun recuerdo como recitaba unos 30 huesos antes de ir a dormir con 2 años.
Siempre he destacado en mi colegio: gano los concursos literarios con mucha facilidad (porque nadie más pone ganas), ademas, tengo mucha imaginación y tengo el gran don de pensar una historia divertida y original en pocos segundos, mis notas siempre han sido envidiadas por quienes no me conocen bien, por mis amigas soy muchas veces una profesora particular, me preguntan todas sus dudas. Tengo mucha curiosidad, y eso me impulsa a comprar revistas como Muy Interesante Historia, a ver Redes, etc. No tengo la autoestima baja, más bien alta, pero sin acceso. Por último, quiero decirte que soy por segundo año la delegada de mi curso, y la subdelegada de la ESO, es decir, no tengo problemas de socialización, pero no me siento completa con mis amistades.


Muchas gracias por su tiempo,

ANONIMA

Mi lista de blogs

El tiempo en Capileira